Lluvia Dorada. La cascada cálida


La “lluvia dorada” es el térmico coloquial que utilizamos para llamar a la Urolagnia, una parafilia en la que una persona disfruta de orinar sobre su pareja sexual o de ser orinada. Y aunque no lo parezca, es una práctica muy extendida.

El origen y nombre de esta práctica sexual parte de la mitología griega cuando Zeuspara seducir a Dánae, que estaba encerrada en una jaula inaccesible, se transformó en lluvia dorada y la dejó embarazada. Fruto del acto sexual nació Perseo.

Algunas personas que practican el BDSM lo incluyen dentro de sus actividades (más no todas) y, aunque definitivamente es una acción que demuestra control y sumisión, algunas parejas que no gustan del sadomasoquismo también la incluyen en sus prácticas sexuales.

Muchas personas que practican la lluvia dorada tienen alguna relación placentera con la orina, les excita su olor, la idea de ver a alguien orinar o de ser ellos quienes orinan a otra persona. Sin embargo la verdadera razón por la que la lluvia dorada genera placer reside en el hecho de que se trata de un acto de dominación/sumisión que resulta altamente excitante para muchos.

Quien asume el rol de orinar es el dominante, el que controla la situación y manda en ese momento, mientras que quien recibe el líquido será el sumiso, el dominado, quién podrá ser controlado durante el acto sexual. Esta relación con el poder es tremendamente placentera para ciertas personas, quienes encuentran en la lluvia dorada una práctica atractiva.

La orina normal está compuesta por un 95% de agua, un 2% de sales minerales y 3% de urea. Contiene menos bacterias que la saliva. Practicada entre personas sanas, la lluvia dorada no ha de conllevar ningún riesgo, ni recibida en el cuerpo ni bebida (aunque no es conveniente abusar de su ingesta y vigilad que no caiga en los ojos, escuece bastante). Se recomienda lavar muy bien la zona genital antes de practicar la lluvia dorada, de este modo reducimos la presencia de bacterias. Además es mejor orinar un poco antes de mojar a la pareja, así facilitamos la salida de bacterias sin que entren en contacto con el otro.

Si estás decidid@ a probarlo debes tener en cuenta que, si por ejemplo eres la persona que va a ofrecer la orina, es aconsejable que ingieras una gran cantidad de agua antes, para después orinar en abundancia y claridad. Respecto a orinar dentro de la vagina o el ano habría que ser más prudentes. Si bien no tiene por qué causar ningún problema, no es recomendable excederse ya que la orina puede atacar al ph de la vagina o a las mucosas del ano.

Recibir la lluvia en el cuerpo puede producir una sensación agradable al sentir un líquido calentito. Beberla puede resultar similar a beber agua del mar por su sabor salado.

Muchas personas gustan o fantasean con la lluvia dorada. Es más, encontramos referencias a ella en películas comerciales como, por ejemplo, en el primer film de Pedro Almodóvar, “Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón” (1980). Bom (una jovencísima Alaska) micciona sobre Luci (Eva Siva) en una escena digna de mención.

Mas info: https://es.wikipedia.org/wiki/Urolagnia

ComparteShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0